Comparte si te gusta:

Contestación a la Consejera de Cultura.

Después del haber participado mi hija y yo, y obtenido la medalla de oro de la categoría de autogiros en el Campeonato Europeo de ultraligeros 2015, recibo la siguiente carta de la Consejera de Cultura y Deportes de la Junta de Castilla y León.

Al día siguiente sale publicado en el Boletín Oficial de Castilla y León la Resolución de ayudas para participar en campeonatos, firmada por la misma Consejera y por la cual se nos excluye, según la consulta realizada, por no ser equipo lo suficientemente numeroso ni participar en una liga, es decir, por no ser del Jurgol o similar.

Después de haber puesto de mi bolsillo más de 600 € en licencias federativas, 4050 € en la participación del Europeo, 400 € del Nacional y estar pendiente otros 500 € para ir a Dubai; después del incesante acoso de la Presidenta de la Comisión de Ultraligeros; después de tener la sensación de culpabilidad en mi trabajo de que me dan de favor unos días para competir a pesar de tener derecho a ellos; todo ello parece ser en nombre del deporte Español y del deporte Castellano Leonés, no pude por menos que escribir y enviar a la Consejera la siguiente contestación:

Mª Josefa García Cirac.
Ilma Sra. Consejera de la Consejería de Cultura y Turismo.
C.P.: 47014 - Valladolid (Valladolid)

Muy señora mía:

Agradezco sinceramente su felicitación por los logros obtenidos en el campeonato de Europa, pero no puedo por menos que contestarle en deferencia a su felicitación porque el segundo párrafo en el que nos anima a seguir esforzándonos entra en contradicción con otro escrito también firmado por usted (ORDEN CYT/712/2015, de 6 de agosto, por la que se resuelve convocatoria de subvenciones a clubes deportivos y sociedades anónimas deportivas para el desarrollo de su actividad deportiva «Programa Cantera».) del que tuve conocimiento casi a la par de recibir su felicitación y por la que se nos deniegan las ayudas solicitadas para la asistencia precisamente a esos campeonatos, así como al campeonato de España en el que quedamos subcampeones y en diciembre próximo a los Juegos Aéreos, organizados por la Federación Internacional en Dubai y para los que he sido seleccionado, lo cual es ya un honor en si mismo. 

(...)

La situación de la Federación Aeronáutica de Castilla y León, única Federación desintegrada de la Federación Nacional, nos obliga a duplicar las licencias (y el gasto correspondiente) si queremos competir a nivel internacional y optar a las subvenciones y premios que convoca la JCyL. En mi caso, yo asumo mis gastos y los de mi copiloto ya que se trata de mi hija. Este año he pagado más de 600 € solo en licencias. Las Ayudas que he tenido de Diputación y Ayuntamiento de Soria han sido de 700 €. Para competir en Polonia he puesto de mi bolsillo más de 4000 €, todo para conseguir, con perdón por la ironía, "resultados positivos para el deporte castellano y leonés". La asistencia al nacional y la futura asistencia a los WAG me supondrán más de 1000 €. Casi un millón de las antiguas pesetas. Eso no anima nada a seguir compitiendo.

(...)

En resumen, que la falta de apoyos económicos, la falta de apoyos institucionales y sobretodo los politiqueos, me llevan a una situación de desesperación en la que, o empiezo guerras quijotescas contra todos, o dejo de competir y me dedico a volar con mis amigos, lo cual es mucho más barato y menos estresante. Mi familia recibe la noticia con algarabía y regocijo y me lo agradece ya que no tendré que arrastrarles otro año más en sus vacaciones y podremos incluso irnos el verano a una playa como cualquier familia española de clase media que se precie.

Llevo compitiendo desde el 2011 (precisamente a petición de la RFAE), mi posición más baja ha sido medalla de plata, me tomo la competición con seriedad lo que me supone mucho entrenamiento y preparación, tanto física como psicológicamente, por lo que pienso que tendría posibilidades de seguir obteniendo medallas sobretodo a nivel internacional. A pesar de ello, este año será el último año si las cosas no cambian.

Pero mi desánimo no quita para que agradezca sinceramente sus felicitaciones y por ende, le explique los motivos por los que, a pesar de sus ánimos, esta etapa finalizará con casi total seguridad en diciembre, después de los WAG.

Un cordial saludo.

En Soria, a 9 de septiembre de 2015
Marcos Chuliá Quintana
Deportista

Fue un momento de ofuscación. Es lo que se llama "no ser políticamente correcto", pero es que, por suerte o por desgracia, mi espíritu está más cerca del deporte que de la política.

Nota posterior:
Esta entrada la publiqué en Facebook como un simple pensamiento que se encabezaba con la frase "Estoy del jurgol hasta el pico la boina", haciendo alusión a que se habían eliminado las subvenciones a los pequeños deportistas. La fuerza de las redes sociales hizo que la radio local se enterara y se pusiera en contacto conmigo y me hiciera una pequeña entrevista dirigida un poco en el mismo sentido. En un principio me negaba a hacer ninguna entrevista pero ante la "amenaza" de que lo iban a comentar de todos modos, pensé que era mejor no dejar al informador la capacidad de decir por las ondas lo que no había salido por mi boca, y le avisé que lo que no quería era "sangre". Así que hicimos una entrevista correcta, que transmitía esa contradicción entre animar y negar ayuda y que el motivo era favorecer a los grandes equipos en contra del deporte individual.

Y surge en la prensa escrita el siguiente titular:

¡ Oiga, no !. Hace ya tiempo que a este mismo periódico tuve que escribirle una carta en la que me quejaba de la manipulación que hacían de mis palabras. Ver carta --->

Como dije y tengo que repetir, cuando elevo una queja a una institución lo hago por los medios que hay para ello. Si no estoy conforme con la resolución por la que no se me conceden las ayudas, pues haría un recurso en el plazo fijado. Pero como se me explicó muy cortesmente que era tontería, pues para que lo voy a hacer. Y así surgió la carta. El titular correcto sería: "El Chuliá (que mi hija no se mete en estas guerras) tiene una pataleta por las incongruencias políticas". Me hubiera gustado un titular más orientado  a la auténtica queja que fuera algo así como "El puto fútbol se lleva también las subvenciones de los deportes minoritarios".

La carta dirigida a la Consejera ni está sellada ni certificada. Desconozco si le habrá llegado y, en caso de que le llegara, si la habrá leído.

Yo entiendo que la Consejera se pudiera sorprender porque escribe una carta de agradecimiento, aunque sea una carta tipo igual a la del año pasado, y recibe como contestación un chorreo. Pero seguro que no tan sorprendida como yo me quedé.

Y al fin y al cabo, ¿porqué no voy a poder decirle lo que hace mal si le pago yo el sueldo?.